Blog

Traductores técnicos: una figura relevante

TRADUCTORES TÉCNICOS: FIGURA RELEVANTE EN EL ÁMBITO CIENTÍFICO Y TÉCNICO

TRADUCTORES TÉCNICOS Y CIENTÍFICOS (1/5)

Con este artículo empezamos una serie de posts dedicados a la traducción técnica en los que, entre otras cosas, reflexionaremos sobre los conceptos relacionados con la traducción técnica y el papel del traductor técnico, proporcionaremos recursos de utilidad, abordaremos cuestiones lingüísticas y terminológicas relacionadas con la traducción técnica, hablaremos sobre el inglés y el francés técnico y profundizaremos en algunos de los principales campos de la traducción técnica.

En este primer artículo empezaremos introduciendo el tema de la traducción técnica y científica y reflexionaremos sobre la importancia de contar con los servicios de un traductor técnico profesional.

¿Qué es la traducción técnica?

En primer lugar, nos gustaría hacer una rápida puntualización sobre la diferencia entre la traducción técnica y científica. En realidad, consideramos que ambas están muy entremezcladas para poder diferenciarlas claramente, es decir, los avances técnicos y tecnológicos se sirven de la ciencia para poder llevarse a cabo y viceversa.

La traducción técnica es aquella que trabaja con el lenguaje de un campo concreto del saber, que va dirigido a sus especialistas o profesionales y, por lo tanto, requiere el uso de una terminología específica y unos usos lingüísticos precisos.

Dado ese vínculo entre ciencia y tecnología, se podría afirmar que la traducción técnica está íntimamente relacionada con el progreso científico. ¿Qué habría sido de los grandes avances científicos a lo largo de la historia sin traductores que hayan traducido dichos conocimientos científicos para su divulgación en otros idiomas, países y culturas? Bertha M. Gutiérrez Rodilla, de la Universidad de Salamanca, abunda en esta cuestión en su artículo del bolentín de los traductores españoles de la Unión Europea Puntoycoma titulado “La impronta de la traducción sobre le discurso científico: toda una historia”.

¿Cuáles son las características de la traducción técnica?

Uno de los rasgos principales de la traducción técnica es el uso de terminología específica. Esta terminología se caracteriza por tener un sentido preciso, objetivo y muchas veces único en dicho contexto, que puede ser diferente del que se conoce en el lenguaje común.

El lenguaje técnico y, por tanto su traducción, es asimismo un lenguaje más sintético y directo, nada alambicado, con estructuras (gramaticales y estilísticas) que pueden parecer más sencillas, pero cuyo desconocimiento puede resultar en una total incomprensión o mala interpretación. Este tipo de lenguaje suele tener un carácter más o menos didáctico y un carácter divulgativo.

Los lenguajes científico y técnico tienen también su estilo propio, con el que hay que estar familiarizado para que la traducción resulte correcta y fiel al texto original. Como afirma Jean Maillot en su libro titulo La traducción científica y técnica “Hay quienes piensan que, en la traducción técnica, las cuestiones de estilo son secundarias, incluso desdeñables. Es cierto que la traducción técnica no es, en modo alguno, un ejercicio literario, pero, siendo el estilo la forma de expresar el pensamiento con ayuda de los recursos de la lengua, se plantearán siempre los mismos problemas, cualquiera que sea el campo en el que se ejerza la actividad del traductor”.

La traducción técnica también debe respetar las mismas normas por las que se rige la escritura científica como, por ejemplo, el Sistema Internacional de Unidades.

¿Por qué es importante contar con los servicios de un traductor técnico profesional?

La traducción es una profesión en la que una de sus máximas es la fidelidad al original. Por ello, los traductores científicos y técnicos deben ejercer una labor de comprensión e interpretación del original correcta y acertada, para posteriormente expresarlo con exactitud en el idioma de traducción.

Si a esto sumamos el factor técnico, consideramos que un traductor técnico debe combinar los siguientes elementos:

  • Atesorar estudios lingüísticos profundos: debe conocer bien tanto el idioma original como el idioma al que traduce.
  • Su cultura general debe ser amplia: el traductor deberá tener conocimientos de cultura general, puesto que la mayoría de los textos, técnicos o no, entremezclan ideas de diversa índole.
  • Debe conocer el tema del que trata la traducción para poder proceder a su labor de manera satisfactoria.
  • Debe conocer la técnica de la traducción: algo para lo que se requiere formación y experiencia profesional en el campo de la traducción.
  • Y, por último, es recomendable que tenga conocimientos de las herramientas de traducción asistida por ordenador, las cuales son extremadamente útiles en este tipo de traducción.

Por lo tanto, teniendo en cuenta todo lo anterior, consideramos que las empresas o entidades que requieren una labor de traducción deberían encomendársela a un traductor técnico profesional, ya que las consecuencias de no hacerlo pueden denotar falta de profesionalidad y desinterés entre los receptores de la información traducida. Como bien describe Teresa Sousa en el artículo de su blog titulado “Why don’t companies invest in translation”, entre las ventajas de contar con un traductor que traduzca de manera precisa y eficaz todo tipo de información, se encuentran el fortalecimiento de la imagen y la credibilidad de la empresa y evita errores de mayores o menores consecuencias.

Written by

The author didnt add any Information to his profile yet