Blog

interpretacion consecutiva

La interpretación consecutiva, ¿qué es y qué se necesita?

La interpretación es necesaria para traducir de forma oral y hacer comprensible a un público una serie de discursos determinados. Sin duda, requiere de un conocimiento total de los idiomas, entre otras características. Como ya hablamos en el post anterior, existe la modalidad de interpretación simultánea. Sin embargo, existe otra técnica común en otros ámbitos que consiste en interpretar un discurso, pero posteriormente. En el post de hoy vamos a explicarte qué es, las herramientas necesarias para realizar una interpretación consecutiva y en qué se diferencia de la interpretación simultánea. 

¿Qué es la interpretación consecutiva?

La interpretación consecutiva es fácil de diferenciar de la interpretación simultánea, puesto que se trata de una interpretación que se realiza después de que la persona haya terminado de hablar. Por tanto, esta técnica permite que el intérprete, que se encontrará sentado junto al resto de asistentes o público, escuche todo o parte del discurso, charla o reunión, y posteriormente lo traduzca al idioma final. Por ello, en la gran parte de las ocasiones, es necesario apoyarse en un sistema de notas para generar un discurso traducido mucho más preciso. Muchos intérpretes experimentados son capaces de recordar con gran exactitud un discurso largo y luego traducirlo al idioma en cuestión. 

Aún así, es muy común que la persona que se encuentra hablando realice pausas en su discurso para que el intérprete pueda traducir los mensajes por partes. Aunque hemos dicho que los intérpretes son capaces de mantener en su memoria discursos de 10 minutos o más, no es común que esto suceda, ya que los oyentes deben esperar largos períodos de tiempo o se pierden algunos aspectos fundamentales del mensaje original por la complicación de la situación interpretativa, por muy experto que sea el intérprete.

Características principales de la interpretación consecutiva

La interpretación consecutiva es uno de los tipos de interpretación más antiguos, por lo que se utilizaba en la I Guerra Mundial, mucho antes que la interpretación simultánea. Sin duda, los discursos traducidos en este tipo de modalidades resultan mucho más naturales que aquellos que parten de una interpretación simultánea, ya que el intérprete puede tomar notas, escuchar con mayor atención y calma, y hacerse un esquema mental antes de traducir todo el contenido. Aún así, y por sencillo que pueda parecer, el intérprete debe tener todo el discurso en su cabeza, ya que la reformulación del mismo se realiza inmediatamente después de que el interlocutor haya finalizado de hablar, apenas unos segundos después. 

Herramientas de un buen intérprete de consecutiva

Un intérprete necesita una serie de recursos y herramientas que le permitan realizar su trabajo con gran precisión y exactitud, pues de ellos dependen muchos aspectos de entendimiento del mensaje. Aunque se requiere gran conocimiento del idioma en todos los casos que necesitan de un intérprete, aquellos que se dedican a la interpretación consecutiva deberán tener en cuenta una serie de requisitos para llevar a cabo su trabajo. 

Sin duda, y como es lógico, la memoria es el gran aliado de un buen intérprete en la interpretación consecutiva. Durante el discurso principal que realiza el interlocutor, el intérprete podrá tomar apuntes y notas que le ayuden a recordar ciertos aspectos fundamentales del mensaje original. Sin embargo, pese a los apuntes, la interpretación consecutiva requiere de una gran capacidad memorística.

Las notas sólo serán necesarias para recordar los puntos claves que se han tratado o cifras, pero nunca serán una representación exacta de todo el conjunto o mensaje. Por tanto, el intérprete debe recoger estos datos al mismo tiempo que sigue prestando atención al resto del mensaje, mientras espera la pausa para comenzar a realizar la traducción. De esta forma, la memoria es esencial para una buena interpretación, ajustándose siempre al discurso principal y esperando el momento de intervenir. No sólo la memoria es importante, sino que un intérprete debe mantener la atención y la concentración de una forma constante para evitar perderse detalles significativos. 

Aunque pueda parecer algo obvio, el profundo conocimiento de los idiomas tanto del mensaje como de la interpretación debe ser esencial para la interpretación consecutiva. El intérprete debe conocer a fondo tanto la propia lengua del orador, como el idioma hacia el que va a realizar la interpretación: los dobles sentidos, las expresiones o palabras de una cultura determinada no son externos a un discurso, por lo que el conocimiento de los mismos generará una buena traducción e interpretación. 

Por último, debemos hacer mención a la necesidad de que un intérprete sea imparcial a la hora de traducir un discurso. Es decir, en primer lugar debe mezclarse como un oyente más para que la conversación se centre en el orador y no en su persona. Tampoco es recomendable realizar gestos o modular el tono de voz en función de las opiniones, porque se estaría cambiando el mensaje. Por tanto, tiene que realizarse una traducción que no evoque ninguna ambigüedad, opinión, cambio de mensaje o ninguna intención. Sólo de esta manera se realizará una traducción consecutiva con un resultado correcto. 

¿En qué situaciones se necesita la interpretación consecutiva?

Quizás te preguntes, ¿y en qué ocasiones es preferible una interpretación consecutiva? La interpretación consecutiva se suele utilizar para interpretar discursos, declaraciones, testimonios de testigos en un juicio, entrevistas de trabajo, reuniones e incluso entrevistas médicas. Aunque pueda parecer que los mensajes cortos son más sencillos de traducir, lo mejor es que los discursos tengan una cierta longitud para evitar interpretar el mensaje sin un conocimiento del contexto en el que se trata. No resulta una técnica adecuada para las situaciones en las que hay que traducir a más de un idioma, por lo que es muy común ver este tipo de interpretaciones en aquellos eventos, ruedas de prensa, negociaciones, juicios o reuniones en donde se necesite precisión y matización en dos idiomas. Por ello, se trata de una técnica que tiene una cierta dificultad en función del tema abordado, pero que ofrece excelentes resultados.

En definitiva, la interpretación consecutiva tiene unas características muy distintivas y requiere de un gran conocimiento de los idiomas, los contextos, las abreviaturas y otras herramientas. 

Written by

The author didnt add any Information to his profile yet