Blog

Miedo a las palabras: fobias lingüísticas

El 31 de octubre se celebra Halloween, una festividad procedente de Estados Unidos pero que ya ha llegado a diferentes partes del mundo. Los adornos, los disfraces, las historias e incluso la comida giran en torno a un sentimiento: el miedo. Por eso, aprovechando la ocasión, queremos contarte las fobias lingüísticas más curiosas. ¿Sabes qué es la  Hipopotomonstrosesquipedaliofobia? Pues te lo contamos a continuación.

Hipopotomonstrosesquipedaliofobia, ¿qué es?

Las fobias son miedos exacerbados e incontrolables a algo, que puede ser desde lo más general (como el miedo a la oscuridad) hasta lo más específico (como la fobia al número 666). Sin embargo, existen ciertas fobias que se dan en muy poca proporción y que son totalmente injustificadas, como es el caso del miedo a las palabras muy largas. Irónicamente, el miedo a las palabras largas se denomina Hipopotomonstrosesquipedaliofobia

Pero, ¿de dónde procede la palabra hipopotomonstrosesquipedaliofobia? El término proviene del griego, uniendo las palabras ‘hipopoto’ (que significa grande), ‘monstro’ (de monstruoso), ‘sesquipedali’ (palabra larga) u ‘phobos’ (de fobia o miedo). Debido a su longitud, se suele utilizar el término abreviado sesquipedaliofobia. 

Por tanto, la hipopotomonstrosesquipedaliofobia es el miedo a las palabras muy largas, por lo que se caracteriza por el nerviosismo que se produce cuando una persona que padece dicha fobia debe usar una palabra larga o extraña en su vocabulario habitual. Esto se debe principalmente al miedo a quedar en ridículo o la baja autoestima, una causa típica de las fobias. Además, generalmente se asocia con algún trauma infantil, es decir, con experiencias tempranas o bien por el aprendizaje a partir de otras personas importantes o de referencia. 

¿Conocías estas otras fobias lingüísticas?

Existen otras fobias relacionadas con la lengua, las palabras o los conceptos que pueden resultarte bastante curiosas y que posiblemente no conocías. Este tipo de fobias específicas no suelen ser muy comunes, pero aún así se trata de un miedo irracional que puede afectar enormemente a la vida de las personas que lo sufren. 

  • La helenologofobia, por ejemplo, es un trastorno que se produce al escuchar o pronunciar términos griegos para palabras científicas, es decir, al vocabulario terminológico. Al igual que la fobia a las palabras largas, es común que se produzca por experiencias traumáticas. 
  • Por su parte, la logofobia o verbofobia, es el trastorno que se produce por el miedo a las palabras y, al igual que en los casos anteriores, este miedo extremo puede afectar enormemente a la vida normal de una persona. Las personas que sufren logofobia pueden incluso sufrir desmayos ante determinadas frases o palabras. 
  • La onomatofobia es un trastorno similar al de la logofobia, ya que se produce al escuchar palabras concretas.
  • La aibofobia es el miedo o fobia a los palíndromos, es decir, a las palabras que se leen igual del derecho que del revés, como reconocer. 
  • Existen otro tipo de fobias que no son concretamente lingüísticas, pero que merecen ser mencionadas en este apartado, como es el caso de la glosofobia. Este trastorno tiene como consecuencia el miedo a hablar en público. El término glosofobia proviene del griego, de ‘glossa’ (es decir, lengua) y fobos (de miedo). 

¿Te ha resultado curioso? Déjanos un comentario contándonos si conoces más fobias relacionadas directamente con los idiomas, la lengua o las palabras. 

Written by

The author didnt add any Information to his profile yet