Blog

TARIFAS TRADUCCIÓN E INTERPRETACIÓN

LA SIMPLIFICACIÓN DE TARIFAS EN EL CAMPO DE LA TRADUCCIÓN E INTERPRETACIÓN

En muchas ocasiones, las tarifas que se aplican en la traducción de textos y la interpretación profesional pueden suscitar algunas dudas entre los clientes que requieren de estos servicios. Por esta razón cada vez es más común ofrecer tarifas simplificadas según el número de palabras que contiene un texto, la dificultad del mismo y la combinación lingüística que deba usarse para su traducción.

El concepto “número de palabras” lo podemos tener muy claro, ¿pero a qué nos referimos cuando hablamos de “combinación lingüística?

El concepto de combinación lingüística o de idiomas

Pues básicamente es la “pareja de lenguas que usa el traductor o intérprete en su vida profesional”, dentro de las cuales encontramos las que denominamos como lenguas activas y lenguas pasivas.

Las lenguas activas son las que el traductor o intérprete puede usar en ambas direcciones, es decir, puede traducir hacia y desde ellas.

Por otro lado, las lenguas pasivas son aquellas que el traductor comprende a la perfección pero hacia las que no es capaz de traducir desde su lengua materna.

 

De vuelta a las tarifas

Una vez aclarado el término “combinación lingüística”, nos volvemos a centrar en el concepto de las tarifas, ya que una combinación inusual de lenguas puede conllevar que las tarifas de traducción sean más elevadas.

Y es que no es lo mismo una traducción, por ejemplo, del español al italiano, que una del español al japonés. La razón es que para esta segunda combinación existe menos disponibilidad de traductores o intérpretes enlace (aquellos que se encuentran presentes en una reunión o acontecimiento donde las dos partes interesadas hablan distintos idiomas y deben ejercer de mediadores entre estas para que los implicados de forma directa en la conversación puedan entenderse).

 

Tres tipos de traducciones y, por consiguiente, de tarifas

El coste de la traducción también puede ser distinto según el tipo de traducción. Se puede distinguir entre:

  • Traducción general: pensada para la comprensión simple de un texto, por ejemplo, la traducción de un folleto con los mejores hoteles de Madrid. Normalmente, este tipo de textos no entraña dificultades excesivas y puede traducirse de forma rápida y sin mayor esfuerzo.
  • Traducción jurada: aquella en la que se llevan a cabo traducciones de documentos oficiales y para los que el traductor debe estar debidamente acreditado.
  • Traducción especializada: la traducción de páginas web con cierta dificultad o textos pertenecientes a la categoría de traducción técnica, científica, médica, etc. (textos donde se usa un tipo de vocabulario específico de una profesión en concreto o pertenecientes a una rama científica o técnica, como bien indica su nombre).

No obstante, todas estas traducciones debe realizarlas un traductor profesional, nativo y especializado. A ello hay que añadir la figura del gestor de proyectos, que será el encargado de supervisar todo el proceso y realizará un control de calidad final para que la entrega responda a las expectativas requeridas por el cliente.

El precio también puede variar según se requiera un formato especial o una fecha urgente de entrega.

 

Pero dejando a un lado la simplificación de tarifas, que para el cliente es fundamental ya que podrá escoger según sus necesidades, lo que hay que tener muy claro es que es muy importante ofrecerle también un servicio de asesoramiento con el que poder indicarle de forma eficaz la categoría a la cual pertenece el texto que nos va a confiar. Con ello, podremos darle un precio final y deberemos ser capaces también de garantizarle que la calidad de la traducción será la mejor y va a entregarse puntualmente en el plazo de tiempo acordado.

 

¿Utilizas otros tipos de tarifas distintas a las que hemos puesto como ejemplo? ¿Se te ocurre otra manera de plantearlo? ¡Cuéntanos tus criterios!

 

Written by

The author didnt add any Information to his profile yet