Blog

Errores

LA TRADUCCIÓN TÉCNICA Y LAS CONSECUENCIAS DE POSIBLES ERRORES

TRADUCTORES TÉCNICOS Y CIENTÍFICOS (5/5)

Actualmente la tecnología forma parte de nuestras vidas y, en consecuencia, son muchos los textos que precisan de una traducción técnica por parte de un traductor especializado.

 

La rigurosidad en la traducción de este tipo de textos debe ser primordial, ya que un simple error puede acarrear consecuencias graves e incluso legales.

 

¿Especialista o traductor profesional?

 

A partir de aquí, puede surgir otro debate que ya ha sido planteado en algunos textos académicos: ¿quién traduce mejor, un especialista en  la materia sin formación en traducción o un traductor sin formación en la materia?

 

Evidentemente, un especialista en la materia cuenta con un profundo conocimiento acerca de su lenguaje técnico. Un ingeniero, por ejemplo, podrá traducir con mucha más facilidad y agilidad un texto repleto de argot sobre elementos automovilísticos o aéreo-espaciales. No obstante, y aunque domine ambas lenguas – la de origen y la de destino – ¿será capaz de darle el mismo significado y sentido que el texto original?

 

Un traductor profesional, por supuesto que sí. Y de ahí uno de los consejos que esbozamos en el artículo sobre los primeros pasos de un traductor: la importancia de especializarse en un nicho de traducción. Con el dominio de la lengua, el resultado de la traducción debería ser “casi” perfecto.

 

Ejemplos de errores de traducción técnica y sus consecuencias

 

La confusión de términos en un texto automovilístico puede distorsionar el significado del texto. Confundir, por ejemplo, “correa de distribución” (timing belt) y “correa de transmisión” (drive belt), puede acarrear consecuencias desastrosas para un gran fabricante de coches. Los errores y sus consecuencias deberían poder evitarse mediante una traducción eficaz que demuestre la familiaridad del traductor con el campo de la automoción y, por supuesto, mediante una revisión a conciencia.

 

A continuación, y como prueba de los errores que se pueden producir durante el proceso de la traducción de un texto técnico, mostramos algunos ejemplos y sus posibles consecuencias:

 

  • una mala interpretación de una palabra en la traducción de una patente puede conducir a una confusión sobre el objetivo de la misma.

Un ejemplo claro de ello fue la patente que la Oficina Europea de Patentes concedió para la supuesta clonación de células humanas. Sin embargo, la solicitud no era para células humanas sino animales. La traducción al inglés era totalmente ambigua, ya que se podían interpretar ambas cosas, mientras que en la alemana y la francesa sí quedaba claro que se refería de forma exclusiva a animales.

 

  • una mala traducción puede conducir a conclusiones erróneas y al mal uso de un dispositivo.

¿Imagináis una mala traducción del manual de funcionamiento de un aparato eléctrico o, por ejemplo, de una caldera de gas? ¿Que ello pueda ocasionar un mal funcionamiento de la misma o que puedan producirse fugas de gas y poner en peligro la vida de las personas? Las denuncias hacia el fabricante se multiplicarían por mil.

 

  • un error de traducción puede generar pérdidas millonarias en un sector como el del comercio electrónico.

En Francia, por ejemplo, está comprobado que más de la mitad de las webs de viajes contienen errores de traducción. Ello supone al año unas pérdidas de unos 120 millones de euros según los cálculos efectuados. Y es que muchas de estas webs cuentan con páginas directamente no traducidas o con expresiones típicas francesas literalmente traducidas al inglés. La consecuencia de ello es un cliente que abandona la página web donde pretende adquirir su paquete de vacaciones porque apenas entiende nada de lo que lee.

 

 

 

Written by

The author didnt add any Information to his profile yet