Blog

Los falsos amigos

LES “FAUX AMIS” O CÓMO TRADUCIR AL FRANCÉS LOS FALSOS AMIGOS DEL ESPAÑOL EFICAZMENTE

Probablemente habréis oído hablar en alguna ocasión de los denominados “false friends” o “falsos amigos”. Sí, aquellas expresiones o palabras muy parecidas en los idiomas inglés y español pero que, en realidad, cuentan con distintos significados en sus respectivos idiomas. Y es que el caso no se produce solo en el idioma inglés y español sino también cuando queremos traducir al francés palabras en español con la misma raíz pero con significados muy distintos en cada idioma. A ellos los denominamos, como no podía ser de otro modo, “faux amis”.

 

El origen de la palabra “falso amigo”

No obstante, lo que quizás pueda sorprendernos más es que el origen de la expresión “falso amigo” se encuentra en el francés “faux-ami”, cuando fue introducida por primera vez por los lingüistas Maxime Koessler y Jules Derocquigny en su trabajo acerca de este tipo de palabras dentro del vocabulario inglés (Les faux-amis ou les trahisons du vocabulaire anglais).

Tanto Koessler como Derocquigny, y también en español María Moliner, definen este tipo de palabras como aquellas que “en una lengua extranjera son muy similares a nuestra propia lengua, pero que pueden interpretarse de forma incorrecta por contar con significados distintos”.

Es por esta razón que muchas veces pueden convertirse en los principales enemigos de los traductores quienes, sin embargo, a su vez, deberían ser capaces de reconocerlos a la primera para evitar de este modo errores de traducción garrafales.

No obstante, también cabe remarcar que los falsos amigos pueden ser más difíciles de detectar en lenguas con un origen común en el latín, lo que nos lleva a referirnos en consecuencia a lenguas románicas como el español, el francés, el italiano o el portugués.

Clasificación de los falsos amigos

Por norma general, los falsos amigos se clasifican en dos grupos:

  • Los falsos amigos completos que se refieren a aquellas palabras que solo se parecen entre ellas de forma gráfica y no cuentan con ninguna similitud semántica. En francés, por ejemplo, encontraríamos el caso de “fracas” que en español traduciríamos como “estruendo” o “estrepito”.
  • Los falsos amigos parciales que, sin embargo, pueden compartir un significado muy similar pero se diferencian en un idioma y otro por un giro de matiz que es el que realmente los diferencia. Un claro ejemplo lo encontramos en la palabra “illusion” en francés que se refiere solamente al “error de percepción causado por una falsa aparición”. Aquí descubrimos que el significado extra que el español añade a esta palabra (también puede denotar alegría y felicidad), en francés no aparece por ningún lado. En consecuencia, ello provoca que el traductor que se enfrente a dicha palabra en español para traducirla al francés, deba analizar bien el contexto y hallar la palabra adecuada en francés que defina ese sentimiento.

Ejemplos de falsos amigos al traducir al francés y viceversa

En la actualidad, existen sinfín de expresiones que tomamos ya como comunes pero que en realidad son errores de traducción que tienen su origen en los falsos amigos.

Uno de los ejemplos más sonados es el del famoso “Canal de la Mancha”, que da nombre al estrecho que separa de forma natural a Francia e Inglaterra. Originalmente, el término “Manche” no se refiere a “Mancha”, como en español, sino a “Manga” (el verdadero significado en francés, que se refiere en realidad a la forma estrecha y alargada de dicho canal). Nos encontramos pues ante la traducción errónea de una palabra que ha perdurado a través de los años y que seguramente ya no cambiará.

Otros ejemplos bastante comunes y que son objeto de ejemplo en muchos estudios son:

  • “Mes parents mangent un marron”, que a simple vista podríamos traducir en español como “Mis parientes se comen un marrón”, queda muy lejos de ese significado, ya que ni “parents” significa “parientes”, ni “marron” significa “marrón”. Entonces, ¿cuál es el significado real? Pues, “Mis padres comen una castaña”.
  • “Le chien m’a pissé le pied” podría traducirse en español como “El perro me ha pisado el pie”. Sin embargo, nada más lejos de la realidad ya que “pisser” significa “orinar” en español.
  • Y otro más: “Ça c’est défendu”; ¿cómo lo traduciríais? ¿“Esto ha sido defendido”? ¡Ni por asomo! En realidad significa que está prohibido.

A continuación os dejamos algunas palabras en español y sus respectivos “faux-ami” que en su traducción al francés puede que no tengan ni la más remota similitud de significado con su homónimas:

ESPAÑOLFRANCÉS

Aprender – Apprendre

Carnet – Carnet

Carta – Carte

Restar – Rester

Cigala – Cigale

Criar – Crier

Débil – Débile

Dos – Dos

Enfermar – Enferemer

Constipado – Constipé

Demandar – Demander

Largo – Large

Sombra – Sombre

Esperar – Espérer

Fatiga – Fatigue

¿Hacéis la prueba? Eso sí, siempre pensad en lo rigurosos que debéis ser al escoger la traducción adecuada en cada caso para evitar cometer errores garrafales que se enquisten en el tiempo y en la historia.

Written by

The author didnt add any Information to his profile yet