Blog

Bases terminológicas 01

Qué son las bases terminológicas

Las bases terminológicas son especialmente útiles para ciertas profesiones lingüísticas, como la de traductor. ¿Sabes qué son? A continuación te explicamos qué son y cómo funcionan, además de las ventajas de utilizar bases terminológicas. 

¿Qué son las bases terminológicas?

Las bases terminológicas son bases de datos donde podemos encontrar palabras o expresiones que se relacionan con un tema específico. Estas palabras o frases se denominan entradas terminológicas y muchas veces son bilingües o multilingües.

Este es un recurso muy útil para aquellas personas que se dedican a un trabajo lingüístico, especialmente para los traductores. En las listas de las bases terminológicas podemos encontrar información lingüística sobre diferentes términos. De esta forma, se convierten en una herramienta muy valiosa para verificar la coherencia de algunos términos con los que estamos trabajando en un documento.

Esta herramienta llega a ser necesaria para el buen funcionamiento de un equipo de trabajo o de una sola persona encargada de una traducción. Tanto si un proyecto está relacionado con otros anteriores como si se trata de un trabajo individual, una base terminológica es más que un apoyo para los profesionales del sector.

Cómo funcionan las bases terminológicas

La estructura que sigue una base terminológica tiene en cuenta diferentes factores. Entre ellos podemos encontrar el campo de estudio, la materia específica a la que pertenece el término,  o incluso el cliente, en el caso de los traductores. También podemos encontrar el género además de la definición y, en ocasiones, una imagen.

Hay dos elementos fundamentales en toda base terminológica: el término y la traducción. El primero puede estar formado por una o varias palabras, en el caso de ser una frase o expresión. La traducción puede ser una o varias, en función de si es bilingüe o multilingüe.

Hay claras diferencias entre las bases terminológicas a las que solo tiene acceso una persona de las bases a las que pueden acceder varias. En el primer caso, se trata de una base terminológica creada para una tarea concreta; la traducción de una serie de libros, por ejemplo, donde existen ya traducciones de diferentes términos que se deben seguir utilizando. 

Que la base sea precisa y ordenada es fundamental para garantizar un trabajo de calidad en la traducción y hacer mucho más cómodo su uso. Esto es esencial sea una traducción médica, de ficción, marketing o cualquier otro tema. 

Por ejemplo, si tenemos que traducir el libro de una saga, será muy importante poder contar con la base terminológica que incluya los términos que ya aparecen en los libros que se han traducido anteriormente. De esta forma se conseguirá una coherencia en el texto que es necesaria.

La terminología también es fundamental para las empresas de servicios lingüísticos. Es de mucha utilidad para equipos grandes de trabajo, donde las personas que tienen que gestionar proyectos en los que deben asegurarse de utilizar los mismos términos, sin variaciones, durante todo el transcurso del proyecto.

Algunos softwares para bases terminológicas

Habitualmente las bases terminológicas están subidas a la red, lo que hace el trabajo mucho más fácil, tanto a nivel de acceso y consulta, como para ampliar con entradas terminológicas nuevas, facilitando la actualización.

Uno de los softwares de mayor uso en cuanto a bases terminológicas es SDL MultiTerm. Se trata de un programa que permite la gestión y almacenamiento de todos los términos que se puedan necesitar para el desarrollo de un proyecto donde participan varios traductores o lingüistas. Esta herramienta se puede integrar a SDL Trados Studio, que se usa para garantizar que los términos se traduzcan de forma coherente y con calidad. Entre algunas de sus funciones se encuentra la opción de enlazar hipervínculos dentro de la base terminológica. También se pueden guardar innumerables términos en cualquier idioma, así como exportar o importar bases de otros programas, como el MS Office.

Existen también diferentes bases de términos multilingües online, disponibles para cualquier usuario. En ocasiones podemos encontrar estos portales especializados en campos específicos. Algunos de ellos son Agrovoc, con entradas relacionadas con la agricultura y el medioambiente, o el IMF, con términos del Banco Monetario Internacional en diferentes idiomas.

 

Beneficios de usar una base terminológica

Mayor coherencia

Una base de términos construida de forma adecuada permite mantener un mensaje claro y coherente en la traducción. Cuando estamos trabajando con múltiples proyectos donde también hay varios colaboradores involucrados, esto es fundamental para el buen desarrollo del trabajo.

Mayor calidad en las traducciones

Con una base terminológica podemos asegurarnos de que los traductores utilizan las palabras que preferimos para las traducciones. 

Más rapidez

Una base de términos agiliza el trabajo porque pone a disposición del traductor un catálogo de palabras y expresiones que aparecerán en el proyecto y necesitará consultar. De esta forma tendrá a su disposición unas referencias claras y correctas.

Las bases terminológicas son herramientas muy valiosas para todo tipo de traducciones. Desde los documentos más técnicos hasta otras más informales

En InterTradoc ponemos a tu disposición un servicio profesional de traducción para cualquier tipo de documento. Si quieres conocer más sobre cómo trabajamos no dudes en ponerte en contacto con nosotros. 

Written by

The author didnt add any Information to his profile yet